De donde vienes, eso que mas da, solo importa donde vas... pisa el acelerador!

Las fuentes de tráfico suelen ser el primer quebradero de cabeza del analista web. Da igual los porcentajes que manejemos, parece siempre que hay algo que no funciona bien :)

Empecemos por el principio:

Las cuatro fuentes de origen de tráfico de un site son:

Así que nuestro primer paso para analizar lo que nos dicen nuestras fuentes de tráfico será el verificar que todos nuestros enlaces externos van bien, nuestras campañas están con sus parámetros correspondientes y que hemos desestimado del tráfico orgánico los “habituales” que utilizan el buscador en vez del navegador.

Existen algunos ejemplos de por dónde se nos pueden escapar los orígenes correctos:

Teniendo esto en cuenta y una vez nos hemos armado de valor, lancémonos a analizar el origen de nuestras visitas:

Un porcentaje de SEO alto puede ser porque tenemos un crack haciéndonos el posicionamiento, porque nuestra URL es difícil de escribir o recordar y los usuarios utilizan el buscador en vez del navegador o porque tengamos unos contenidos actualizados con mucha frecuencia. Por ejemplo, Elconfidencial.es.

No olvidemos que las visitas tienen que entrar por alguna de las fuentes y que lo que determinará si nuestra estrategia está funcionando o no es el porcentaje de visitas desde cada una de ellas.

Es decir, los porcentajes nos indican qué tipo de site tenemos, pero lo importante es saber dónde podemos mejorar:

¿Qué fuente de tráfico nos da mejores resultados? Ojo, no solamente nos fijaremos en el volumen de las visitas. Segmentando por las fuentes de tráfico pondremos sobre la mesa todas las variables que representan valor para nuestro site. Empezaremos por comparar la tasa de rebote, el tiempo de estancia, las páginas vistas por visita… Y por supuesto el beneficio que nos ofrece cada fuente, la tasa de conversión, el coste por visita, los leads conseguidos, el número de veces que alcanzan nuestros objetivos, etc.

Además de estas comparaciones de métricas y KPIs es interesante comprobar a lo largo del tiempo qué fuente ha crecido más en calidad, ¿cuál es la fuente que más fluctúa?

Así que lo que realmente tenemos que preguntarnos es ¿qué fuente de tráfico nos da los peores resultados? ¿En qué se diferencia del resto? Ahí es donde debemos meter mano :)

Etiquetas: