Los Cylons fueron creados por el hombre. Evolucionaron. Se rebelaron. Existen muchas copias. Y tienen un plan.

Al Conversion Thursday del pasado jueves vino Pedro Robledo, de TradeDoubler.

Al ser un jueves previo a festivo había menos gente de la habitual, éramos unos 20, pero la verdad es que tal y como planteó Pedro la charla el número era ideal porque permitió un diálogo continuo entre todos.

Según palabras de mi gran amigo Daniel Peña, "no se oía hablar de afiliados en serio desde 2001". O sea, que fue un rotundo éxito. Tanto que, como siempre, atacamos luego la comida, que por cierto fue un despliegue de pinchos buenísimos y esta vez sí hubo cerveza. O sea, que fue otro rotundo éxito :)

Pedro empezó haciéndose las preguntas que el anunciante debe hacerse antes de decidir si trabajar o no el marketing de afiliación:



Se utilizaron de base estas preguntas para hablar en profundidad del tema. No se contestaron todas, al menos de forma ordenada, pero de manera global quedó muy claro de qué se trata, cuando nos puede interesar y en qué nos puede ayudar una red de afiliados.

El marketing de afiliación supone distribuir publicidad a través de una red de webs ajenas; es decir, son comerciales online que cobran por promocionar una marca. Las redes de afiliación son plataformas que actúan de intermediarios entre el anunciante y los afiliados.

Está claro que no es una tabla de salvación, primero hay que resolver problemas internos antes de meterse en afilicación. Es básico conocer la propia marca, los usuarios, nuestro target, cuánto y cómo se convierte.

La afiliación requiere recursos, tiempo, son relaciones, no es rápido ni rentable a corto plazo. Los resultados se ven a lo largo del tiempo, hay que ir optimizando, ver la evolución.

No es una campaña publicitaria, tiene presupuesto abierto, no cerrado. No se empujan los productos a los clientes, sino que se acercan los clientes a los productos.

Es más complicado que un puñado de banners, requiere más esfuerzo y dedicación. Debería existir un responsable de gestionar la red de afiliados para poder seguir la promoción del anunciante en los afiliados, para actualizar las herramientas, para relacionarse con los afiliados, buscar nuevos comerciales... Esta figura si se contrata una red puede pertenecer al anunciante o a dicha red.

Es un canal adicional de captación de resultados (venta, registros, descargas...) a través del desarrollo a largo plazo de relaciones con comerciales online, que es lo que son los afiliados, que utilizan una serie de herramientas para optimizarlo. Hay que tener en cuenta cómo son los afiliados, cómo trabajan y lo que hay detrás: comerciales a comisión, es preventa y captan tráfico.

Conducir un tráfico cualificado resultará en un buen ratio de conversión. La comisión debe ser por resultado válido, una métrica que nos ayudará será el coste por adquisición.

Las herramientas que se deben poner al alcance del programa de afiliados son las creatividades (tamaños, creativos, formatos...), keyword marketing, landing pages (evitar las fugas creándolas a medida), enlaces, APIs, publicidad, plantillas... Es importante tener todas las herramientas que se pueda para que el afiliado pueda trabajar.

Habría que agregar la información para el uso del afiliado, que tenga una visión del conjunto (impresiones, clicks, visitantes, conversiones, comisiones medias (costes)... No se trata de tráfico, sino de segmentación, categorías y ratio de conversión.

Se puede hacer directamente contactando con los afiliados o a través de una red de afiliados, con lo que se gana en relación, en consultoría y en herramientas. Lo importante para quien se dedica a las redes de afiliados es por un lado vender a los anunciantes a los afiliados y por otro vender a los afiliados a los anunciantes.

Los afiliados son sites que desean publicitar el espacio que tienen disponible y que dejan que lo negocie otro. Los anunciantes no son los que eligen a los afiliados. Los anunciantes al darse de alta detallan las características de lo que quiere publicitar, lo que pagará por cada acción que considere conversión. Los afiliados se inscriben en los programas que mejor se adapten a sus visitantes. Por lo que los anunciantes compiten entre sí (retribución interesante) para tener más y mejores afiliados (conseguir más comerciales).

Y el problema es el SOLAPAMIENTO. Para ello hay que montar dominios distintos y construir bien las relaciones.

Se pregunta por las cookies con post view. El software del afiliado marca al cliente que se ha interesado para poder luego confirmar en la web del anunciante si ha llevado a cabo la acción de convertir. Parece ser que lo normal es tener activa la cookie 45 días si se hace click y 4 días si no se hace click.

En España aún no se conoce bien este tipo de marketing. ¿Qué hace mi marca por ahí? Se necesita confianza. Actualmente los sectores en los que más triunfa es el de viajes (hoteles, vuelos), retailers de electrónica, finanzas, seguros y ventas privadas.

Javier Godoy hace una pregunta que a mí me interesa mucho, quiere saber si hay hueco para los profesionales de la analítica web en estas redes de afiliados. Pedro contesta que hay solamente 10 redes de afiliación, la gente rota mucho y es muy difícil contratar a gente especializada, pero que el tener a un analista web dedicado a medir supone un valor añadido con respecto a los demás.

Se termina comentando que el futuro del marketing online será hacer bien el seguimiento para saber a quien atribuir el total de la conversión o compartir la comisión, para que todo sea más transparente, que haya mayor confianza.

En definitiva, un CT muy interesante, con un tema poco manido que abre puertas a los profesionales de la analítica web.

Etiquetas: