Los nombres son para las lápidas, Mister Bond

Parece que nunca es suficiente. En el banco utilizo 3 herramientas para sacar información, o datos de analítica. Dos de ellas son internas, una va a base de logs y la otra genera la información a la vez que se lanzan los procesos. La tercera, como bien sabéis los que me leéis es una herramienta de analítica web, HBX.

Al ser absorbida por Omniture, desde hace un año he recibido a los proveedores de distintas herramientas con presentaciones a cual más impresionante. Pero, como comentaba con otro analista web de la competencia (je je), el problema es que no sabes cómo te va a funcionar realmente la herramienta mientras no te metas hasta la cocina… y entonces es demasiado tarde para cambiar si ésta no cumple las expectativas. ¿Cómo decirle a “quien paga” que los tropecientos-mil euros que ha costado la implantación de la herramienta “tal” no sirve y que mejor implantamos la herramienta “cual” que cuesta otros tropecientos-mil euros? Seguramente salga más barato preparar el finiquito del responsable, o sea, el tuyo :)

En España no hay muchas empresas que hayan invertido en la analítica web a nivel de herramienta y mi opinión es que, después de gastarse un dineral, pocas te van a decir que “se han equivocado” en la elección, aunque sí es cierto que alguna hay (no puedo dar nombres). Entonces… ¿de dónde recopilamos los testimonios tanto positivos como negativos de empresas que ya puedan ayudar con su experiencia?

Después de lo acontecido en el último mes con Google Analytics y Yahoo Indextools, esta búsqueda de la herramienta perfecta se torna si cabe aún más difícil. ¿Realmente vale la pena pagar por una herramienta? De acuerdo, GA no sale gratis (implantación, formación y soporte tienen un coste) pero este coste no tiene nada que ver con lo que cuesta una herramienta de pago. ¿Y qué ofrecen las de pago? Pues normalmente una plataforma que sí, Google no puede competir con toda una plataforma. Pero entonces el coste se dispara hasta límites insospechados y, si eres como el analista web medio, que encima tienes que evangelizar en la organización, a ver cómo vendes que la plataforma sale rentable.

Bajo mi punto de vista, lo que me lleva a una herramienta de pago es poder cruzar datos con mi CRM, es decir, con los datos que tengo de los clientes. Únicamente puedo cruzar los datos que tengo en propiedad, por lo que necesito guardar la información en mis servidores, esto no es posible (por ahora, quién sabe si en un futuro alguien inventa algo mejor) con una herramienta gratuita. Porque la clausula de privacidad es prácticamente la misma tanto si es de pago como si no, es decir, los datos los tienen otros, no tu.

Y es importante que la herramienta cumpla las expectativas del analista. Tu eres quien se va a pegar con ella, así que lo que menos debe importar a priori es si la herramienta cuesta mucho o poco, hay que estudiar cada una de ellas a fondo para saber lo que se ofrece, sobre todo saber cuál será la que mejor se adapte a tus necesidades, la que más fácil te haga la labor diaria y la que mejor abanico de opciones (segmentación, testing…) tenga. Muchas veces nos cegamos con gráficos preciosos en la propia interfaz cuando lo que nos tiene que importar no tiene tanto que ver con la parte “bonita” como por la parte “útil”… ¿cómo se recoge el dato? ¿cómo se almacena? ¿con qué lo puedo cruzar? ¿lo puedo segmentar? ¿lo puedo combinar con estos otros datos y tener una métrica avanzada durante un periodo determinado?

Pero pongamos que necesitamos una herramienta de pago, por las razones que sean, el caso es que la necesitamos… con los tiempos que corren… ¿cómo saber cuál elegir? Porque al final tendrás 2 o 3 que te ofrecerán más o menos lo mismo y la única diferencia será el precio o el poder formar parte de una plataforma o el guardar los datos inhouse. Lo primero en lo que nos tendríamos que fijar es si a largo plazo esta herramienta (o mejor, esta empresa) va a sobrevivir. El primer año se hace un desembolso muy importante a nivel de implantación y formación y si no tenemos un horizonte digamos “despejado” será un dinero mal invertido.

En este caso, cuando estaba decidiendo si una empresa tenía el suficiente potencial tanto de desarrollo como de futuro, he pedido un informe sobre su situación financiera. Creo que esto hay que hacerlo independientemente de que sea una gran empresa, es importante tener sobre la mesa el balance de la misma. Se compra un servicio y se requiere una garantía, aunque sea mínima.

Podemos tener pan hoy pero hambre mañana. Vale, no me pongo dramática, a lo mejor esa empresa sobrevive pero… ¿va a evolucionar al nivel que se requiere en el mercado? ¿se va a invertir dinero en ese proceso? (su dinero).

Por ejemplo, Google tiene un producto, Analytics, en el que invierte dinero. Omniture tiene un competidor o ve una empresa que tiene un producto innovador, pues lo compra = invierte dinero. No da realmente igual porque el primero para nosotros no tiene repercusión de coste y el segundo sí, pero bueno, igualmente son innovaciones sobre un producto.

Pero volvamos al principio… casi todas las empresas tienen algún sistema de medición online, por muy rudimentario que parezca. Nosotros tenemos 3, sí, pero… ¿podéis creer que hay veces que en ninguno de ellos encuentro el dato que estoy buscando? El mundo nunca es suficiente :)

Etiquetas: