Soy libre cuando no puedo olvidar tu nombre

En uno de los libros que he leído este verano se decía que en la cultura egipcia uno de los elementos que componía la persona era el nombre (Ren). De hecho, el nombre de un egipcio con poder iba transformándose conforme el personaje iba consiguiendo determinados logros. Es decir, el nombre era un componente espiritual y el escribirlo o pronunciarlo equivalía a perpertuarlo en la memoria, por lo que los faraones se construían templos con su nombre tallado en piedra para ser eternamente recordados.

Cierto es que no utilizo a diario Google Analytics, pero hay un informe que me resulta muy interesante y me ha llamado la atención que el título no le hace justicia. Es “Rutas de Entrada”. Realmente el informe se refiere a las rutas que utilizaron los usuarios para acceder a un determinado contenido, no tienen que ser necesariamente rutas de entrada al site. Creo que por eso pasa tan sumamente desapercibido, porque si no te da por indagar (o por leer al ídolo) pues no es fácil llegar al mismo.



Cuando analizo un embudo de conversión me doy cuenta de que tan importante es estudiar los que terminan satisfactoriamente el proceso que los que se quedan en el camino. Porque… ¿no es interesante que un alto porcentaje de usuarios no terminen el proceso pero sí se vayan al mismo sitio dentro del site? Este informe muestra a nivel de clicks los enlaces que se han pulsado en una determinada página.

Este informe de Google Analytics puede ser estremecedor :) Si elegimos la página que nos interesa estudiar, (por ejemplo, la de información de un determinado producto) y queremos analizar el camino que prefieren los compradores o por el contrario saber qué está pasando con los usuarios que no procedieron a la compra del mismo, es perfecto.

El informe parte de la página a consultar, al lado muestra todas las posibles páginas a donde pasaron los usuarios y ahí es donde seleccionamos la página que nos llame la atención, entonces se mostrará en la tercera columna la lista de las páginas donde fueron después. ¿Qué logro sacar de esto? Pues además de esclarecer un poco la conducta del usuario, podemos localizar qué es lo que no hace el usuario y que se supone que debería hacer, o sea, por qué ha podido o no el usuario llegar al objetivo que (en teoría) le hemos dejado en bandeja.

Cada página da muchas opciones al usuario… ¿por qué se va por aquí y acaba allá? Pues en principio puede que no se me ocurra, pero me puede ayudar a entender cómo ven los usuarios una determinada página, cómo actúan y puede que incluso llegue al por qué.

Si volvemos a mostrar la información segmentada por los distintos perfiles que estudiamos a diario en nuestra web podemos sacar más cosas en claro, testear si lo que falla es la llamada a la acción, o simplemente el producto no interesa y hay que replantearse una estrategia.

En definitiva, de un solo vistazo al informe, se puede localizar a los que llegaron al objetivo, a los que no, donde fueron éstos últimos… por lo menos un punto de partida para conocer más a fondo a nuestros visitantes.

Pero no todo tiene que estar centrado en la conversión. Puede que lo que me interese sea optimizar un proceso para que, en caso de que no convierta el usuario, por lo menos se interese por otro producto, o por dejarnos algún dato de contacto… solamente el 2% de los usuarios convierten, es interesante saber cómo se comportan, pero el 98% restante… son más :)

Y como las cosas no siempre salen como las planeamos, puede que nuestros usuarios nos estén intentando decir algo, llamando nuestra atención. Y solamente falta que lleguemos a entenderles (y que alguien cambie de nombre el informe en GA poramordedios).

Etiquetas: