No somos inspectores, somos analistas. Nos enseñan a ignorar los relatos verbales de la gente y nos fiamos de las pruebas que una escena nos presenta

Hoy me han intentado robar el coche en mi garaje. ¿No es deprimente? Bueno, después de hacer inventario a ver qué faltaba compruebo que sólo se han llevado mi estuche de maquillaje (¿?). No es que ahora me haga mucha falta, pero la verdad es que j… perdón, molesta, que te rompan una ventanilla para esto. El caso es que la primera frase de mi santo al ver la ventana destrozada ha sido “no toques nada no sea que la policía quiera ver el escenario”. Ahí se enciende un warning en mi cerebro “se cree que es Grisson”. Y no me extraña, si lo único que vemos en la TV es CSI, Life, Mentes Criminales, Sin Rastro y sucedáneos (que los hay).

Era inevitable que uno de los dos se creyera Grisson. Yo me hubiera decantado más por la morena del CSI Miami, pero cuando se lo dije me comentó que quizás mi personaje se adecuara más a Penélope, no, no Cruz, sino a Penélope García, de mentes criminales. Lamentable.

Y todo por ser una fanática de los datos, que digo yo que si me dan a mí los archivos del FBI… ¡señores! De ahí sí que sacaba yo informes y behaviors y todo lo que haga falta, pues no me iba yo a divertir saliendo de las conversiones, páginas vistas y bounce rates :) Porque no nos engañemos, la interpretación de los datos e intentar incrementar el ratio de conversión tiene su aquel, pero el acceso a los datos de todo el planeta es mucho más potente.

Pero hay que centrarse, tenemos lo que tenemos y hay que analizar. Como es tiempo de poco trabajo y tengo tiempo de innovar he retomado una idea que cogí en algún blog (sólo recuerdo que era en inglés, mis más sinceras disculpas al blogger por no citarle, si alguien lo reconoce por favor que me lo haga saber para enmendar mi error). La idea del blogger era cómo plasmar la evolución hacia un objetivo determinado:



Me pareció genial. Y la he adaptado a alguno de mis objetivos. La zona rosa es la que representa donde estamos ahora (por ejemplo, a datos del día 31 de julio 2008 teniendo un objetivo anual de 10 millones de páginas vistas). Con una flecha se marca el momento, por lo que la parte izquierda de la barra rosa representa lo conseguido, de enero a julio. Luego marco una zona amarilla entre los 7 y los 9 millones entre lo que he calculado que estará finalmente la flecha a 31 de diciembre.

Este dato entre los 7 y 9 millones lo he sacado según los datos del año anterior, 2007. He calculado mes a mes de enero a julio cuanto hemos incrementado el número de páginas vistas y si los meses restantes (de agosto a diciembre) siguen la misma tendencia lo normal es que a final de año rocemos los 9 millones. Aún en estos tiempos de crisis me ha dado por ser positiva y hay un último tramo verde (esperanza) entre los 9 y 10 millones de páginas vistas que representan el máximo según está yendo el año que alcanzaríamos si todo nos fuera sobre ruedas.

Me gusta porque me he dado cuenta que mi trabajo real no es recopilar y analizar datos, no. Mi trabajo es encontrar la manera de que de un solo vistazo se sepa sin tener que consultarme qué anda bien, qué anda mal y qué está congelado. Gráficos de 3 dimensiones, cuanta menos letra mejor, nada de datos, solamente VA BENE VA MALE ATENCION ACHTUNG.

A mí personalmente el dato de páginas vistas no me ayuda en exceso a ver cómo va la web, pero bueno, combinado con el número de visitas me puede valer. Lo que quiero decir es que cualquier KPI se puede estudiar desde este punto de vista, a mí me ha valido estudiar las visitas, las que corresponden a clientes, a no clientes… porque este es un año de captación, gran objetivo.

No hace falta robar 3 pelos de un cepillo, encontrar el casquillo de bala ni arañar una gota de sangre para elaborar el informe :)

Etiquetas: