A veces podemos pasarnos años sin vivir en absoluto, y de pronto toda nuestra vida se concentra en un solo instante

El Conversion Thursday de este mes en Madrid ha sido especialmente interesante, se hablaba de SEO y Analítica Web y, como me estoy iniciando en el tema del SEO, estoy en plan esponja de todo lo que llega a mis manos, sea libro (guía SEO de Javier Casares), en inglés (SEO an hour a day, gracias a Fernando porque me está encantando), varios .pdf y por supuesto me compraré el libro de Miguel Orense cuando salga. En mi trabajo no hay nadie que se dedique a esto (y así nos va, je je) y con esta crisis no hay dinero para poder contratar a un profesional así que me toca empaparme como sea.

Pero a lo que iba, el jueves, al final estuvimos 17 personas, nada mal para ser julio y tener más de 30 grados, je je, muchos repetíamos aunque he de decir que ya de entrada he vuelto a fracasar en mi cruzada feminista. ¡Ni una sola chica! Sé que mis compañeros me apoyan, j aja, pero por favor a ver si os animais las chicas la próxima vez, que esto es una pasada.

¿Qué he sacado yo en claro en más de 2 horas de charla? Pues varios puntos, parece ser que, en contra de lo que he leído últimamente en los foros, vale la pena invertir en SEO ahora, puesto que siempre hay una oportunidad, un nicho. El contenido sigue siendo el rey, pero hay que saber combinarlo, con los enlaces, las redes sociales, la estructura de la página, la arquitectura de la información y sobre todo el page Rank. Los buscadores evolucionan, nosotros hemos de evolucionar también.

La clave es buscar buenas palabras dependiendo del negocio, sobre todo palabras que a lo mejor a primera vista no resultan muy competitivas (para esas está el SEM) pero que usadas de la manera correcta puede hacernos subir posiciones en los buscadores. Volvemos al long-tail. Ya conté que nosotros habíamos hecho una prueba en una de las páginas importantes de nuestro site a ver qué pasaba y, sin casi despeinarnos logramos subir un montón de puestos en Google y atraer más tráfico a esa determinada página.

Cuando introducimos una buena estrategia de SEO está claro que hay que medir luego cómo ha ido, pero el problema es que hay que jugar con datos estadísiticos variables porque hay que estandarizarlos con los datos propios. O sea, depende del porcentaje de clicks que se lleva cada resultado en función de la ubicación del link a la web en la página de resultados del buscador.

A mí personalmente ahora mismo lo que me preocupa es cómo elegir bien las keywords, o sea, hacer el análisis profundo que necesita el SEO antes de lanzarse a la piscina. Hay que medir el tráfico, ver el nivel de nuestra competencia en los buscadores, analizar el page Rank… y decidir nuestro “long tail”, o sea, las palabras largas o extensas que resultan más fáciles de posicionar. Se habla también de que es importante analizar la dependencia del canal, detectar cuando se llega al tope de la demanda.

Saco en conclusión de que aparte de todo esto hay que tener en cuenta la tecnología. En esto estoy pez, he de ponerme las pilas :) porque parece que todos estaban de acuerdo en que la programación de la página es el 90% del trabajo (bueno, a mí me parece un poco alto este porcentaje, yo lo dejaría en un 60%, porque el análisis y la medición para mí son igualmente importantes).

Y aquí entramos en una de las discusiones más interesantes de la noche, ¿el SEO hace que la conversión aumente? ¿mejora nuestros ratios? O sea… ¿se traduce en ventas = dinero? Llegamos a la conclusión de que la conversión no depende solamente del SEO, obviamente que más visitas lleguen a nuestro site no significa que se venda más, depende de lo que se vende, de cómo se ofrece y de muchas cosas. Si aumenta el tráfico, se aumentan las visitas, por lo que si las conversiones no ascienden en la misma medida, la tasa de conversión será incluso inferior. Antes del SEO se atrae solamente por la marca y en cuanto se amplía el abanico llegan más visitas a las que hay que convencer ¿Entonces cómo medimos los resultados? Si la web es estática con tráfico estable, el SEO no generará mucho más tráfico. Es difícil medir también el objetivo a nivel de marca del SEO. De todas formas, la conversión en términos absolutos sí que aumenta.

Lo que está claro es que el gap está en la mayor experiencia que el resto de competidores y para lograrla hay que seguir una metodología para generar buenos perfiles de búsqueda e identificar bien las palabras clave únicas que llevan al site, agruparlas por categoría (marca, producto, tipo de contenido…) y analizar los usuarios que provienen de buscadores, qué contenido buscan, qué han convertido… Es decir, la mejor estrategia es combinar Analítica y SEO y lograr poco a poco atraer tráfico y convertirlo a tráfico de calidad.

Desde mi punto de vista analítico, lo importante es interpretar los datos, analizar las listas de keywords, comparar el SEO con el SEM, seguir una metodología y meterse en el SEO de lleno. Yo creía que sí, je je, pero no, el SEO no es gratis pero el retorno es muy grande comparado con lo invertido.

Muchas gracias al organizador, Javier, el sponsor, Alt64, y a quien me enseñó, Miguel, Jaume, Juan... Lo pasamos bien, conocí a todavía más gente interesante, en resumen, un gran jueves de conversión (va a tener razón una amiga que dice que parece que me ha absorbido una secta, je je).

Preveo un verano con lectura SEO a tutiplein :)

Etiquetas: