Las luengas peregrinaciones hacen a los hombres discretos

Aquí me hallo después de una dura semana de trabajo, sin parar y lo malo es que la semana que viene la preveo igual o peor :(. Gemma, ojalá llegue julio pronto que seguro es un mes tranquilo, me decía el mes pasado... ¡madre del amor hermoso y virgen de mis entretelas! (como dice mi abuela). En fin, ya me gustaría a mí tener el tiempo necesario para hacer el experimento de Pere, que por cierto me parece de lo mejorcito que he leído ultimamente :) o el sublime trabajo de Jaume para la WAA. Pero creo que no va a ser posible, hasta que me vaya de vacaciones en agosto, a ver si entonces puedo hacer las cosas que más me gustan de la analítica web, investigar investigar e investigar.

Mientras tanto la verdad es que no me aburro, quiero decir que mi trabajo es interesante y supone un reto tras otro, sobre todo porque ahora estoy llevando a cabo la evangelización en la empresa y hay mucho por hacer. Aparte de las preguntas que me hacía en el post anterior sobre la venta cruzada de los productos, una me ha hecho pensar bastante y he profundizado hasta donde he podido. ¿Qué navegación se realiza después de contratar un producto o servicio? Pues bien. En HBX hay una opción llamada "afinidad de página" que registra las demás páginas que visitan aquellos que visitan la página en estudio. ¿Y qué saco en claro? La navegación es casi nula. Como mucho un 5% consulta otro producto distinto después de comprar. Lamentable. La gente llega, compra y se va, adiós, good bye, sayonara baby. ¿Se puede hacer algo?

Pere me invitó a un experimento, si cambiaba el link a su blog con un nombre distinto... ¿le mandaría más tráfico a su blog? pues se podría hacer la misma prueba en el trabajo. Si se pone un mensaje más atrayente, algo nuevo, algo incluso un poco más personalizado puesto que es un cliente y sabemos quienes son al hacer login en la zona privada... ¿podemos hacer subir el interés de la venta cruzada? creo que ahí está el quiz de la cuestión, los clientes ya no quieren mensajes impersonales, ¿por qué no probar con productos que entendemos pueden ser más afines a su perfil?. Ahora mismo CRM trabaja en ofrecer a los clientes ofertas personalizadas pero creo que si se ponen al principio de la conexión, justo cuando los clientes tienen en la cabeza la operación a realizar o el producto que quieren comprar, no serán tan efectivas como cuando ha terminado de hacer lo que viniera a hacer, ¿no? o a lo mejor sí, je je, ¡¡¡hay que testar testar testar!!!!

Por otra parte, esto no va a suponer una subida de la tasa de conversión, no tiene por qué y depende de muchos factores el que finalmente el cliente adquiera o no el producto ofertado. ¿Vale la pena el esfuerzo? Todo es relativo, sobre todo en tiempos de crisis. Pero yo creo que sí es importante, porque supone un cambio, supone hacer algo. En este trabajo, al tener que analizar las cosas a posteriori se siente una un poco impotente. Hay veces que me gustaría adelantarme a los resultados, para ser capaz de tomar una decisión que cambie dichos resultados, o al menos intentarlo. Sé que con la analítica web se puede cambiar el curso de las cosas, pero a mí me parece un poco tarde :) Por eso me encanta el tema del test A/B o multivariante, es como jugar sobre seguro y coger la mejor opción a priori.

¿no le pasa a nadie más? ¿soy la única impaciente? esto más que un blog es una terapia, ja ja ja.

Etiquetas: