Cuando no han tenido éxito, los mejores proyectos parecen estúpidos.

Ya publicamos los estudios de las KPIs con resultado fantástico. Nos han felicitado a todo el equipo, estamos muy contentos.

Con la motivación que produce el hacer las cosas bien y que las reconozcan nos hemos liado la manta a la cabeza y estamos acometiendo un estudio sobre el resultado cosechado por nuestras campañas de publicidad en el último mes. Para ello detallamos donde ha estado ubicada cada campaña, con qué creatividad y en qué momento del mes.


Basamos las conclusiones de este estudio en la tasa de éxito o de conversión, que es el resultado de dividir las conversiones conseguidas (objetivos cumplidos, venta de producto o alta en un servicio, por ejemplo) entre el total de respuestas recibidas. Completamos este primer plato mostrando datos interesantes según el producto o servicio, tiempo que se ha tardado en contratarlo, número de pasos necesarios para terminarlo...

La experiencia nos dice que una tasa de conversión que ronda el 10% es bastante interesante y muy positiva. Los que pasan de este 10% son campañas estelares y los que no llegan hay que analizarlos punto por punto porque depende del producto o servicio ofrecido.

Es decir, una tasa de éxito o de conversión puede ser baja porque el número de respuestas es tan alto que aunque se consiga un número considerable de conversiones, nunca se llegará a una tasa importante. Esto puede ser positivo puesto que se produce una captación importante (usuarios interesados en el producto o servicio que puede que no acaben contratándolo pero que acaban contratando otro producto o servicio). Y también negativo porque el producto o servicio tenga "mejor pinta" de lo que realmente es después y no logre convencer al usuario.

Completamos el estudio de las campañas comparando resultados de campañas anteriores o similares, comparando los resultados obtenidos en internet con los resultados obtenidos globalmente en los distintos canales y ofreciendo información sobre venta cruzada.

Etiquetas: